Petita experiencia…

Aquesta presentació amb diapositives necessita JavaScript.

“La felicidad és la suma de pequeñas felicidades.”

Yo ya sospechaba que la Felicidad con letras mayúsculas no existia, pero daba a ella el benefício de la duda.

Al final, desde que nos entendemos por “gente” aprendemos a soñar con esa felicidad en el superlativo.

Pero, tened la certeza de que la felicidad no es un estado mágico y duradero, cómo nos enseñaron en los cuentos de hadas y en las pelis de hollywood!

En la vida real, lo que existe es una felicidad homeopática (tal como escribió la jornalista brasileña Leila Ferreira): a cuenta-gotas. Es una puesta del sol aquí, un beso allí, una taza de café fresco, un libro que no podemos cerrar, una amiga que nos hace reír o alguien a quién amar.

Són situaciones y momentos que vamos apilando con el cuidado y la delicadeza que merecen, alegrias de pequeño a medio porte, hasta grandes y fugaces alegrias!

Contabilizar todo lo bueno te hace adepto a la felicidad homeopática!

Tener consciencia de los momentos de felicidad y vivir cada minuto.

Algunos crecen esperando la felicidad con mayúsculas y en primera persona del plural, pero también se puede ser feliz en el singular. Oyendo la música que te gusta, leyendo un libro, contemplando el paisaje, caminando y respirando! Cantar y sentir el bien-estar! Hablando con uno mismo…

Somos criados para vivir grandes momentos, grandes amores y grandes felicidades. Si los cambiamos por los pequeños placeres y en las cosas más secillas, podemos vivir momentos de felicidad incluso sin estar acompañados y no tiene sentido esperar hasta que un hecho “mágico” nos haga felices!

Esperar para ser feliz es un deporte que no debe practicarse mucho. Y en la dieta de la felicidad consta el uso moderado de la palabra “cuándo”: cuándo me toque la loteria, cuándo tenga hijos, cuándo mis hijos crezcan, cuándo encuentre la persona que me merezca, cuándo tenga el trabajo ideal, cuándo me case… Todo eso sirve para distraernos ¿y la felicidad de hoy?

Hay cosa más sin sentido que esperar el príncipe encantado? Teniendo en cuenta que los príncipes y princesas no són personas interessantes, al menos generalmente.

Como ya nos dijeron tantas veces: Aprovechad los momentos amigos! Si es necessario ves sumando las pequeñas felicidades.

A lo mejor nos dicen que nos falta ambición en una suma matemática modesta para los tiempos modernos. Que digan lo que quieran!

“Mejor ser feliz

várias veces al dia,

que vivir

eternamente

en compas de espera!

Y por el camino

nada mejor que compartir!

Así, además del cuenta-gotas

llevo comigo las tijeras,

siendo peluquera,

peino los chakras y las ideas

repartiendo así dosis

de felicidad homeopática!

Toda una experiencia!”

Gracias.

Gràcies.

Obrigada.

Un pensament sobre “Petita experiencia…

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

%d bloggers like this:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close